Se encuentra usted aquí

Inicio
¿Conoces los beneficios de tomar aceite de oliva en ayunas?

Muchos nutricionistas aconsejan tomar tres cucharadas al día de aceite de oliva, que equivale a unos 50 gramos, siendo fundamental que al menos una de estas cucharadas se consuma en ayunas. Si lo consumimos crudo sus beneficios y cualidades son aún mayores, dado que ninguna forma de cocción interviene negativamente en alterar sus diferentes propiedades.

Ya hemos hablado en muchas ocasiones sobre los beneficios que nos aporta el aceite de oliva, pero todavía no habíamos hecho referencia al hecho de tomarlo en ayunas y lo que supone para sus propiedades al absorberse directamente sus nutrientes y aportar muchos beneficios inmediatos.

 

Qué beneficios aporta

  • Diversos estudios científicos han permitido constatar que el aceite de oliva crudo aumenta la longevidad, siendo un alimento natural muy bueno para ayudarnos a vivir más tiempo.
  • Mejora el funcionamiento del aparato digestivo. Reduce la acidez gástrica, estimula el transito intestinal, favorece la absorción de nutrientes y se potencian sus propiedades antiinflamatorias. Además, el aceite de oliva previene todo tipo de cánceres relacionados con el sistema digestivo debido a su alto contenido en hidroxicortisol. Se trata de un compuesto fenólico, uno de los antioxidantes más potentes, que inhibe la proliferación de células cancerígenas.
  • Si sufres de problemas o molestias en tu sistema digestivo, como por ejemplo es el caso de acidez gástrica o estreñimiento, el aceite de oliva crudo se convierte en una opción recomendable y adecuada, dado que favorece las distintas funciones digestivas al ayudar a hacer mejor la digestión y reducir, por tanto, las secreciones ácidas. También es muy interesante en caso de problemas para ir al baño, gracias a que ejerce un interesante efecto laxante suave. Además, mejora la absorción a niveles intestinales de los diferentes nutrientes esenciales.
  • El aceite de oliva actúa sobre el sistema hepatobiliar, que está directamente relacionado con el aparato digestivo. Al estimular el funcionamiento de la vesícula biliar, reduce la formación de cálculos biliares y ayuda a disolver y expulsar las piedras ya formadas.
  • Ayuda a dejar de fumar. Tomar cinco gotas de aceite de oliva extra virgen en ayunas cada mañana contribuye a reducir los efectos aditivos de la nicotina.
  • Ayuda a adelgazar. El aceite de oliva en ayunas calma el apetito porque tiene efectos saciantes (el ácido oleico contiene oleiletanolomida, una hormona que inhibe el apetito), desintoxica el organismo y además facilita el proceso de transformación de los alimentos, ya que la oleiletanolamida convierte las grasas nocivas en grasas insaturadas, que son las denominadas grasas 'buenas'.
  • Ayuda a combatir la resaca. El aceite de oliva hace que nuestro organismo procese mejor el alcohol. Y es que genera una película en el estómago que hace que la absorción sea mucho más lenta. Además, sus propiedades antiinflamatorias se multiplican si se toma en ayunas.

 

Cómo consumir aceite de oliva

Para disfrutar de las diferentes cualidades y beneficios del aceite de oliva, lo mejor es consumirlo siempre en su forma cruda, no introduciéndolo en formas de cocción menos aconsejadas ni saludables, como por ejemplo es el caso de las frituras, aunque también es la mejor grasa para freir.

  • A cucharadas. Es una opción cómoda y sencilla, especialmente en ayunas. Consiste simplemente en poner aceite de oliva virgen extra crudo en una cuchara grande de comida y tomarla directamente. También es ideal acompañarla con una o dos gotitas de limón.
  • En ensaladas. Las ensaladas son el mejor plato al que le podríamos añadir aceite de oliva virgen extra crudo, ya que aumenta sus propiedades nutricionales y curativas, además de aportarle un delicioso sabor.
  • En pan. ¿Quién no ha disfrutado en alguna ocasión de un delicioso trozo de pan tostado con aceite de oliva virgen extra por encima? Es otra de la opciones más aconsejadas e ideales. Sustituye la mantequilla o la margarina de las tostadas del desayuno y añade al pan un chorrito de aceite de oliva con unas rodajas de tomate, una pizca de sal, jamón…

Recuerda que el aceite de oliva en crudo puede tomarse a cucharadas hasta un máximo de 3 cucharadas a lo largo del día, preferiblemente una de ellas en ayunas. Es una opción tan sana como ideal para añadir a tu dieta diaria, sin duda alguna...


Fuente: Villajos.

Comparte

Suscripción a Newsletter

LEADER  Fondo Europeo Agrícola de Desarrollo Rural (FEADER)  Junta de Andalucía | Consejería de Agricultura y Pesca  ASODECO | Asociación para el Desarrollo Rural de la Comarca de "EL CONDADO" - Jaén  Europa invierte en las zonas rurales

Ver Catálogo Digital
Ver Catálogo Digital

Pago aceptado por PayPalPago aceptado con VisaPago aceptado con MasterCardPago aceptado por Transferencia Bancaria o Ingreso  Geotrust Authorized Partner